El rugby en Calviá no descansa

Tal y como se encontraba programado, el rugby de Calviá se citó el pasado miércoles 20 de agosto, con más de 50 personas en el campo de rugby de Son Caliu, para celebrar el día del amigo.

Gente de la casa y caras nuevas, invitados en su mayoría por personas del Club para conocer el oval, disfrutaron de una tarde de tocatas, asado y muchas diversión.

Reencuentro y caras nuevas para el rugby de Calviá

Si bien se pudieron ver a las habituales personas de la familia blanquinegra, en esta jornada se pudieron ver muchas caras nuevas que, probablemente, se repitan a lo largo de la temporada.

De esta manera, además de reencontrarse tras un merecido descanso estival, se pudo comprobar que no solamente las ganas de rugby en Mallorca siguen intactas, sino que también el crecimiento blanquinegro está asegurado.

Tocata + Asado = Diversión

A partir de las 19:30 se empezaron a ver a las primeras personas acercarse al campo de rugby de Son Caliu. Las ganas de rugby en Calviá eran evidentes.

Poco a poco se fue gerenado un mayor ambiente en el campo, con reencuentros, risas y presentaciones de las personas que por primera vez pisaban Son Caliu.

A las 20hs se organizaron los equipos, dando como resultado tener 4 equipos formados por 15 personas cada uno. Se dividió el campo en dos, y se jugaron partidos de tocata a media campo, en formato de todos contra todos, y con una duración de 20 minutos cada partido. 180 minutos de diversión, sin importar el resultado y dónde lo que primaba era pasárselo bien y disfrutar nuevamente de la ovalada.

Después de los partidos, tocó pasar por las necesarias duchas y disfrutar de un asado -a cargo de Gastón, «la chancha», Rodera-, de los amigos y de la animación preparada por Sam Jones y Berni Millet, que fueron quienes en esta ocasión estuvieron a cargo de ello.